Esta es una invitación a sentir cómo el A M O R nos rodea en las pequeñas cosas,
en los mágicos detalles de cada día, mostrándose de forma constante y delicada en su símbolo universal:

EL CORAZÓN